Connect with us

Música

Sophia Mor afirma que “Hay Amores”

Published

on

Una canción para aprender a creer que el amor sobrepasa los límites del entendimiento.

Sophia Mor es una cantautora mexicana, nacida y criada en la CDMX.

Desde que tiene memoria su pasión ha sido cantar. Primero fueron las canciones de las posadas, después las de las princesas de Disney, más tarde vinieron los coros de la escuela y de la iglesia. Luego, Selena Quintanilla, Shania Twain, Kelly Clarkson, Avril Lavigne, Jessica Simpson, Carrie Underwood y Lady A., además de otros artistas de música Country se convirtieron en sus referentes.

“No recuerdo un día en el que hubiera dejado de cantar. Estar en mi casa, con mis patines puestos, cantando por todas las habitaciones, aprovechando los ecos que se hacían por todos lados y en mi karaoke. Creo que mi hermano aún hoy en día sigue sin poder oírme cantar”, afirma Sophia Mor.

Su primera canción, que aún se sabe, la escribió a los 12 años, y a partir de ese momento siguió haciendo canciones que grababa a capella, con un micrófono largo que conectaba al pc, y las guardaba en una carpeta. A los 14 años tuvo su primera entrevista con una disquera, pero le dijeron que aún le faltaba mucho camino por recorrer y mucho por aprender, lo cual -en lugar de bajarle el ánimo-, la llenó de razones para continuar adelante.

Cuando terminó la escuela, su papá le pidió hacer una carrera y se decidió por el diseño de interiores, pero -a pesar de su empeño por darle gusto- antes de terminar cuarto semestre ya estaba desesperada porque sentía que se alejaba de su sueño.

“Esto me pegó durísimo porque siempre tuve la certeza de que iba a dedicarme a la música. Un día me desperté y en ese mismo momento entendí que mi misión, mi pasión y el camino que mi alma ya había elegido era la música, era cantar…”, añade. Poco después dejó el diseño y volvió a lo suyo.

Sufrió entonces un fuerte revés con una persona que le ofreció llevar su carrera a un nivel profesional, la hizo mudarse a Los Ángeles y la llenó de promesas que no cumplió. Tres meses después regresó a México, donde, con el apoyo de su amigo Carlos Hernández, grabó un demo con sus canciones y volvió a Los Ángeles a tocar todas las puertas necesarias para dar a conocer su música. Vio la necesidad de aprender a tocar un instrumento y fue cuando comenzó a tocar guitarra y teclados. Compuso más de 200 canciones y aprendió lo suficiente para recorrer los bares pidiendo que la dejaran cantar.

Su primera experiencia en un estudio profesional fue de la mano del productor Tom Weir, a quien había conocido por casualidad, y produjo sus dos primeras canciones, experiencia que se transformó en algo surreal cuando los músicos de la súper estrella británica Rod Steward -que casualmente grababa en el mismo lugar- participaron en la grabación. De esta manera sacó su primer sencillo, y regresó a México.

La música country siempre fue su preferida porque -así como ella- cuenta historias con música. De modo que nuevamente armó maleta, tomó su guitarra y viajó a Nashville a buscar suerte, de nuevo a tocar puertas y a cantar en todos los open mics de la ciudad y llegó a cantar por lo menos 2 veces diarias. Allí conoció a Suzie Zeldin, compositora, y a su esposo Bryan Russell, productor, neoyorquinos que también buscaban hacerse un lugar en la música. Trabajaron juntos su primer EP, un álbum hecho en casa, de manera muy artesanal, pero con mucho amor, formado con las canciones compuestas por Sophia Mor entre sus 15 y 19 años.

Ocho meses después, de regreso en México, terminó de grabar las últimas canciones con José Portilla y comenzó a subirlas a las plataformas digitales, trabajando sola y esperando -día tras día- que pasara algo mágico.

Durante la pandemia, Sophia Mor aprovechó para escribir nuevas historias que se volvieron canciones y hoy en día forman parte de su segundo álbum.

Como parte de este trabajo, presenta “Hay Amores”, escrita luego de vivir la maravillosa experiencia de cuidar y sacar adelante a un colibrí bebé que llegó a su casa en mal estado. Fueron 8 días de dedicación plena a la recuperación de la hermosa ave, que se vio recompensada cuando, después de que ya pudo valerse por sí misma, volvió unas cuantas veces a visitar a su cuidadora. Una historia que perfectamente se puede aplicar a una pareja que se conoce, se gusta y algo crece entre ellos, un algo que puede desarrollarse de cualquier manera o no hacerlo, pero del que hay que dejarse llevar.

La letra de “Hay Amores” es de su autoría, pero la música y la producción fue hecha a 4 manos con el chileno José Miguel Alfaro, gran amigo, músico y productor.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Música

Los nominados de Sony Music a los Latin Grammy 2022

Published

on

La ceremonia de premiación se realizará el 17 de noviembre en Las Vegas, Nevada.

(más…)
Continue Reading

Música

“El Parrandero” en los Latin Grammy 2022

Published

on

Interpretado por Carlos Vives, Sin Ánimo de Lucro y JBot & Tuti, el sencillo fue nominado a Mejor Canción Tropical.

(más…)
Continue Reading

Música

Anitta, Nicky Jam y Reik en los Latin Grammy 2022

Published

on

La brasileña y el puertorriqueño reciben dos nominaciones cada uno, mientras que la banda mexicana obtuvo una postulación.

(más…)
Continue Reading

Tendencias